Conoce todos los tipos de cerradura para puertas que existen en el mercado

A través de los años se han implementado nuevos métodos para mantener la seguridad dentro de una casa, edificio o establecimiento comercial. Las cerraduras han ido evolucionando en cuanto a los mecanismos que las componen y los materiales de los cuales están hechas, volviéndose más complejas y difíciles de violar. Existen diferentes tipos de cerradura para puertas que aportan distintos niveles de seguridad, según la necesidad del comprador.

Publicidad / Advertisement

La importancia de saber elegir los tipos de cerradura adecuadas

Debido a que algunos tipos son menos complejos que otros, es importante conocer cómo funcionan para saber cuál es mejor uso que puede dárseles. Mientras de mejor calidad sean y mayor nivel de seguridad brinden para las entradas y salidas del comercio, edificio o casa, menores serán las probabilidades de que alguien pueda romperlas. Es importante conocer la diferencia entre las que aportan seguridad y las que sólo pueden aportar privacidad, así como también tener en cuenta los mecanismos antibumping, antiganzúa, entre otros, que brindan protección adicional contra robos.

tipos-de-cerraduras-1

Tipos de cerraduras para puertas que existen en el mercado

  • Cerraduras de sobreponer.

Se denominan así por quedar a la vista, cuentan con un bombín que les sirve de anclaje al marco de la puerta. Se abren con llave y se accionan con un gatillo. Suelen ser muy resistentes si se fabrican con materiales de calidad.

  • Cerraduras de embutir.

Estos tipos de cerraduras se instalan dentro de la puerta, es decir, todo el mecanismo de la cerradura queda dentro de la estructura de la puerta, dejando a la vista sólo la palanca o el pomo y el orificio para la llave. Proporcionan un nivel medio de seguridad.

  • Cerraduras multipunto.

Cuentan con varias partes de anclaje, pueden ser de sobreponer o de embutir. Representan mayor seguridad por estar unidas a más puntos de la puerta. Están diseñadas de modo que no pueden violarse con palanca.

  • Cerraduras digitales.

Ellas están conformadas por sistemas electrónicos, estos tipos de cerraduras para puertas no se abren con llaves, sino con códigos privados, huellas dactilares, reconocimiento facial o con una tarjeta. Son muy seguras, pues personalizan el acceso a un lugar.

  • Cerraduras tubulares.

Su uso es más que todo para brindar privacidad a una habitación, pues están diseñadas para cerrarse desde el interior de la misma. Son comunes para los dormitorios y baños privados o públicos.

Comenta esta nota!