Cómo instalar cerraduras de sobreponer en puertas

Las cerraduras son mecanismos de seguridad utilizados a nivel global, existiendo distintos tipos que proporcionan distintos niveles de seguridad según sea necesario. La colocación de cerraduras de sobreponer se realiza principalmente en puertas de exterior, ellas se abren desde un solo lado, bien sea interior o exterior de la puerta, con ayuda de una llave y accionando un gatillo.

Publicidad / Advertisement

Son sencillas de instalar y proporcionan buena seguridad. Para colocarlas, se necesitan las siguientes herramientas:

  • Punzón.
  • Broca para madera.
  • Lima para madera.
  • Lápiz.
  • Cinta métrica.

como-instalar-cerraduras-sobreponer-2

Descripción de cómo instalar cerraduras de sobreponer en puertas

Muchos productos contienen una plantilla para hacer las marcas guía y facilitar el proceso, esta será una excelente aliada. Se debe ubicar de 90 centímetros a 1 metro de distancia respecto a la base de la puerta, y 2 centímetros respecto al borde de la misma, con ayuda de la cinta métrica.

Con la ayuda del lápiz, se hacen las marcas correspondientes sobre la puerta. Se procede a hacer un orificio central donde se ubicará el cilindro, utilizando el taladro y una broca con un diámetro ligeramente mayor al del diámetro del cilindro.

Se taladra la puerta por ambos lados a una velocidad lenta. En las marcas correspondientes para los tornillos del cerrojo, se taladran los agujeros del diámetro necesario para atornillar la cerradura.

Para proceder con la instalación de cerraduras de sobreponer, se taladran los agujeros requeridos para atornillar la contra-placa, en el lado contrario de la puerta. Entonces, se encajan las piezas de ambos lados y se unen con los tornillos.

Finalmente, se instala el bombín de seguridad en la pared o marco de la puerta, del mismo sentido donde se ha instalado la parte frontal de la cerradura. Se deben hacer las marcas con el lápiz, teniendo en cuenta que la altura de éste debe coincidir exactamente con la de la cerradura, de modo que el gatillo entre al bombín de forma adecuada y pueda cumplir su función.

Se marcan los puntos correspondientes para el bombín, se taladran y, por último, se fija con los tornillos adecuados. Se debe verificar el funcionamiento de la cerradura de sobreponer, pulir los últimos toques con ayuda de una lima para maderas, limpiar bien los alrededores de la cerradura con un paño seco de algodón, y el trabajo habrá finalizado.

Comenta esta nota!