Cerraduras invisibles: El método de seguridad más infalible

Si existe un elemento de vital importancia dentro de un establecimiento o casa, es una buena cerradura. La seguridad de los habitantes de un espacio depende en gran parte de la calidad de la cerrajería, por ello, nunca se debe pasar por alto hacer una inversión en ellas. Las cerraduras invisibles se posicionan como las más seguras hasta ahora, siendo excelentes para evitar los métodos de robo más comunes en la actualidad.

Publicidad / Advertisement

Se denominan así porque no quedan a la vista en la parte exterior de la puerta. Este tipo de cerraduras se instalan en el interior, en cualquier puerta sin importar el material de fabricación, de este modo, nadie puede manipularla ni atacarla desde afuera.

cerraduras-invisibles-1

El funcionamiento de las cerraduras invisibles

Están equipadas con un mecanismo electrónico, el cual se conecta a través de un mando que funciona hasta cierta distancia. La cerradura invisible se abrirá cuando el usuario con el mando lo indique, siendo un sistema de radiofrecuencia único, encriptado, y que cambia cada cierto tiempo para evitar ser codificado por parte de terceros. Puede decirse que es un método de control de acceso.

Algunos complementos para cerraduras invisibles pueden incluir alarmas, para indicar cuando la puerta se va a abrir. Cuentan con baterías que deben ser recargadas, no obstante, son de larga duración y su recarga puede realizarse rápidamente.

Algunas de las marcas más reconocidas que ofrecen este producto son Remock Lockey, Selockey y Wafu. Cada una de ellas cuenta con características que pueden adaptarse a las necesidades del comprador.

Las cerraduras invisibles como complemento de seguridad

Muchas personas consideran que este método todavía no es totalmente seguro como para ser el único tipo de cerradura instalado en una puerta de entrada, por lo que se refieren a ella más como un complemento. Es decir, una cerradura adicional para las puertas.

De hecho, las cerraduras invisibles pueden instalarse aun cuando la puerta ya cuente con algún otro tipo de cerradura tradicional o de alta seguridad. Se adapta bien y no significa ningún tipo de problema para el propietario. Estos productos aportan un mayor nivel de seguridad a la cerrajería, evitando que se realicen robos a través del método bumping, entre otros. Teniendo en mente que también se debe contar con una puerta fabricada en un material resistente, de modo que todos los factores se complementen para lograr una alta protección.

Comenta esta nota!